¿Existe relación entre las crisis y la bolsa?

Importantes reflexiones en estos momentos tan delicados

pdf

Primero, dos reflexiones

Hace pocos meses llegó a mis manos un extraordinario artículo realizado por Patrick O’Shaughnessy en relación a la economía y la bolsa1. Dada la complicada situación actual he creído necesario tomar ciertas ideas del mismo y adaptarlas un poco a nuestro contexto para que el lector pueda aprovecharse de esta pepita de oro.

En primer lugar, mostraré dos reflexiones que Warren Buffett2 hizo en relación a la bolsa:

“La causa más común de los bajos precios es el pesimismo, a veces general, a veces específico de una empresa o industria. Nosotros queremos hacer negocios en ese entorno, no porque nos guste el pesimismo sino porque nos gustan los precios que provoca. El optimismo es el enemigo de un comprador racional”.

“Si usted va a ser un comprador neto durante los próximos cinco años, ¿qué querría, un mercado al alza o un mercado a la baja? Muchos inversores dan la respuesta equivocada. Aunque vayan a comprar acciones durante los próximos años, ellos están felices cuando las acciones suben y tristes cuando bajan. Eso no tiene sentido. Sólo los vendedores netos deberían estar felices cuando las acciones suben. Los compradores deberían preferir acciones que bajan”.

¿Realmente son ciertas estas palabras?

Ante la fuerte caída del PIB que está sufriendo España y en menor medida otros países de Europa, parece muy poco sensato invertir en tales circunstancias. Las agencias de calificación bajan los ratings de empresas, bancos y gobiernos, por doquier hay más paro, más dificultades económicas, la bolsa se hunde, hay rumores de rescate, hay ladrones en Argentina que expolian a empresas españolas… parece que el mundo entero se vaya a desmoronar.

¿Cómo es posible tener ante nosotros semejante panorama y en cambio, a la vista de los comentarios anteriores, ver la situación como una gran oportunidad? Pues manteniendo la sangre fría y teniendo pruebas de que Warren Buffett tiene razón.

Algunas pruebas

Se han realizado varios estudios para ver si existe correlación entre la evolución de las cotizaciones bursátiles y el crecimiento económico3. En el cuadro de más abajo4 medimos la correlación que existe entre un incremento del PIB (mide si hay crecimiento económico) y la rentabilidad de la bolsa en el futuro (a 1 año vista, 3 años y 5 años). Una correlación cercana a 1 significa que cuando hay un crecimiento del PIB en el trimestre5, las acciones subirán en proporción similar el próximo año, 3 años y/o 5 años. Si la correlación es de -1, es al revés, es decir, si en el trimestre sube el PIB, las acciones en el futuro bajarán en la misma proporción, o viceversa.

A continuación podemos ver la tabla con las distintas correlaciones para distintos periodos. Dado que a principios del siglo XX los datos del PIB en EUA eran anuales y no trimestrales, lo separamos en 2 filas distintas (desde 1900 a 1946 y desde 1946 hasta 2010):

Podemos apreciar que la correlación entre el crecimiento económico y la rentabilidad futura en bolsa es nula (o algo negativa) en promedio (si contemplamos todos los periodos tanto con PIB al alza como a la baja). Es curioso que este fenómeno también se repite tanto si observamos la bolsa al cabo de 1 año, 3 años y 5 años y además se mantiene durante los últimos 110 años de historia americana.

Si analizamos en detalle los datos y nos centramos sólo en aquellos trimestres/años en los que hay crisis veremos que las inversiones hechas en esos difíciles momentos sí que dan abundantes frutos en los próximos años. En la siguiente tabla6 podemos ver que después de las crisis hay años con rentabilidades reales muy superiores al promedio7.

Por ejemplo, si inviertes en bolsa cuando el PIB es negativo, al cabo de 1 año las rentabilidades reales8 en promedio han sido del 21,36% durante los últimos 110 años, mientras que la rentabilidad real de la bolsa al cabo de 1 año ha sido del 8,68%, contando periodos con crisis y sin crisis. Además, también se gana más de un 12% a 3 y 5 años después de momentos con crisis, frente al más del 7% en promedio.

Desde mi punto de vista, la bolsa suele anticiparse un poco a la evolución de la economía, y no al revés. Por lo tanto, esperar a que la economía vaya bien para invertir parece que no tiene fundamento a la vista de nuestros estudios.

¿Porqué entonces hoy la gente tiene tanto miedo a invertir en bolsa cuando hay crisis, si precisamente ahora es cuando hay las mejores oportunidades? Pues porque solemos extrapolar en el futuro lo vivido recientemente mientras que olvidamos nuestras experiencias más lejanas. Si algo ha bajado de valor hace poco, creemos que seguirá bajando, y si algo sube, pensamos que seguirá subiendo. Para evitar esto recomiendo tener una visión a más largo plazo.

Conclusiones

A la vista de los datos ofrecidos todo indica a que los consejos de Warren Buffett son ciertos. Creo que estamos ante un momento histórico para invertir de forma sistemática, al margen de lo que pueda pasar en los próximos meses o años. Las probabilidades juegan a nuestro favor9. En cambio, creo que los que piensan que por culpa de esta crisis económica no vale la pena invertir en acciones se equivocan estrepitosamente y desgraciadamente esconden su dinero en cajas fuertes, en depósitos bancarios o debajo de la almohada. Probablemente estas mismas personas serán las que en el futuro compren acciones cuando Warren Buffett sea el que se las venda.

En resumen, en momentos de crisis es precisamente cuando hay mayores oportunidades de inversión.

 

Xavier San Miguel Moragas, CFA

BISSAN Value Investing

Categorías

About the Author:

Deja un comentario