El capital y sus rentas

Una aproximación distinta al dinero

pdf

INTRODUCCIÓN

Hace algo más de un año leí un resumen de la vida de John Davidson Rockefeller[1]. Entre varios aspectos de su vida y su carrera, me sorprendió una característica poco conocida de la mentalidad de este famoso magnate.

JOHN DAVIDSON ROCKEFELLER (1839-1937)

¿Quién era Rockefeller?

John Davidson Rockefeller fue uno de los mayores empresarios que ha conocido Estados Unidos: fue el propietario de Standard Oil, el auténtico monopolio del petróleo que existió durante varias décadas a finales del siglo XIX y principios del XX en su tierra natal y gran parte del mundo[2]. Su gestión tuvo tal éxito y sus negocios fueron tan prósperos que fue el hombre más rico de su época. Si actualmente estuviera vivo, su fortuna a precios actuales sería superior a 600.000 millones de dólares[3].

Si comparamos su fortuna con la de los hombres más ricos que hay en la actualidad[4] nos podemos hacer una idea del éxito de sus empresas.

Rockefeller fue un hombre con una capacidad de concentración enorme, perseverante, tremendamente religioso, muy optimista, puntual, calmado, curioso, estratega, discreto y sorprendentemente humilde. Fue además uno de los americanos que dio más dinero a causas benéficas, y lo hizo cuando aún vivía[5].

El concepto de capital

Además de todas estas virtudes (también tuvo defectos[6]), me llamó muy poderosamente la atención una característica que puede pasar muy desapercibida: su concepción del dinero.

Cuando Rockefeller hacía frente a un gasto solía verlo en términos de rentas del capital. Lo explicaré con un ejemplo: si quería gastarse 100$ en comprarse unos zapatos, él pensaba que estos 100$ eran el equivalente a los intereses que ganaría con un depósito en el banco de 2.000$ a un tipo neto del 5%. Es decir, para él los zapatos le costaban 2.000$ en el banco, en lugar de los 100$ que le cobraban en la tienda.

Otra forma de entenderlo es analizarlo desde otra perspectiva: con 2.000$ Rockefeller podía comprarse unos zapatos de 100$ gracias a los intereses que iba a obtener del banco al cabo de 1 año.

Esta forma de pensar creo que es francamente esclarecedora porque aleja a las personas de la forma habitual de entender el dinero: solemos pensar que 100$ son equivalentes a unos zapatos o que 20.000$ son equivalentes a un coche. En cambio, esta forma de conceptualizar el dinero facilita que las personas lo vean como un capital generador de rentas y no como algo que te permite comprar cosas.

Si de repente a Rockefeller le tocaran 1.000.000$ en la lotería, no lo vería como dinero con el cual comprarse cosas, sino como unas rentas de 50.000$ al año para toda la vida, o como si alguien le hubiera regalado los intereses a 1 año de un depósito bancario de 20.000.000$.

En este punto entra en liza otra concepción del dinero de Rockefeller: decía que “I would rather earn 1% of a 100 people’s efforts than 100% of my own efforts[7], es decir, prefiere tener un capital invertido y que genere rentas fruto de la actividad comercial de empresas diversificadas a tener que hacer él todo el trabajo.

INVERSIÓN

¿Qué utilidad tiene ver el dinero al estilo Rockefeller?[8]

Hay muchas ventajas, entre ellas se tiene una menor propensión al gasto (¡unos zapatos de 100$ me cuestan 2.000$ en el banco!) y un gran incentivo a invertir de cara al futuro.

Otra de las grandes ventajas consiste en poseer una concepción distinta en relación a las inversiones en bolsa: lo más importante es que éstas  generen rentas para el accionista, y no tanto en si suben o bajan sus cotizaciones (no se centra en el precio absoluto de las mismas). Por ejemplo, cuando las acciones caían, Rockefeller se alegraba, puesto que podía comprar empresas con una rentabilidad mucho mayor que cuando subían. De hecho, la mayoría de gente ve la bolsa con el gráfico de la izquierda (IBEX 35):

Sin embargo, lo ideal es ver el mismo gráfico de la izquierda pero invertido o al revés, es decir, cuanto más cae la bolsa, mayor es la rentabilidad o rentas de las inversiones, ya que pagas menos dinero por las empresas que compras. Tal y como decía Rockefeller, “the way to make money is to buy when blood is running in the streets[9].

Además, en el caso de que alguien ya tuviera dinero invertido, tendría la oportunidad de seguir invirtiendo a mejores precios que antes. Es como ir al supermercado y encontrar la leche a 1€ el litro, y al cabo de un mes encontrarla a sólo 0,80€ el litro. ¡Estupendo, está más barata! A pesar de que en casa aún nos quede leche comprada a 1€. Para que esto surta efecto es necesario invertir de forma constante.

CONCLUSIÓN

Con este sencillo escrito he querido mostrar que la concepción y creencias que se tienen en torno al dinero en gran parte determinan el éxito financiero a largo plazo.

Xavier San Miguel Moragas, CFA

BISSAN Value Investing, EAFI

 


[1] La historia completa se encuentra en el libro: Titan: The Life of John D. RockefellerRon Chernow, Editorial Ranom House, 1998.

[2] Debido a su descomunal tamaño, el Gobierno de Estados Unidos obligó a que se dividiera en 37 entidades en 1911. Una de las partes actualmente sigue siendo la mayor empresa de Estados Unidos: Exxon Mobil. Algunas de las otras son ConocoPhillips, Chevron, la antigua Amoco (fusionada con British Petroleum), todas ellas enormes corporaciones.

[3] Forbes, febrero de 2008.

[4] Forbes, http://www.forbes.com/billionaires/

[5] Lo habitual cuando se da parte del patrimonio a causas benéficas es hacer la donación post-mortem.

[6] Utilizaba prácticas de negociación encubiertas y siempre era tan sigiloso en sus pactos que dejaba a sus competidores fuera de juego. Hoy en día, muchas de estas prácticas serían ilegales, aunque en esa época los empresarios americanos las hacían con total normalidad, como por ejemplo, el dumping en precios o pactos secretos para fijar precios.

[7] Prefiero obtener el 1% del esfuerzo de 100 personas que el 100% de mi propio esfuerzo.

[8] Esta visión del dinero la tienen también otros grandes inversores, como Warren Buffett.

[9] La manera de ganar dinero consiste en comprar cuando hay sangre en las calles (graves dificultades).


 

Categorías

About the Author:

Managing Director de BISSAN Value Investing, EAFI

3 Comments

  1. nico

    xavi, eres una inspiración en estos momentos difíciles, haces que me sienta mejor con tus reflexiones y me llenas la cabeza de ideas “peligrosas”.
    Sigue así, eres el mejor.

  2. Jose

    Interesante la historia de Rockefeller, no sabía gran cosa sobre él. Menuda fortuna que llegó a amasar, ese gráfico que has puesto comparándolo con los magnates actuales es impresionante.

    La concepción del dinero que comentas se parece mucho (o incluso podría decir que es idéntica) a la de Warren Buffet. Cuando Warren pensaba en un coche nuevo, miraba en términos de coste de oportunidad. Si el coche costaba 20.000 dólares, el lo veía como un desembolso enorme porque pensaba cuánto dinero serían esos 20.000 $ en 10 años si lo destinaba a una inversión a tipo de interés compuesto del 10%, por ejemplo. Dicen que por eso iba con un coche muy viejo y continúa teniendo la misma casa.

    Saludos y buenos textos, muy interesante leerlos.

Deja un comentario